5 sencillas acciones para revertir el cambio climático

El cambio climático es una realidad que nos acecha, pero que podemos revertir o minimizar sus consecuencias si todos ponemos de nuestra parte. Es por esto que a continuación te presentamos 5 sencillas acciones que pueden ayudar a reducir tu huella de carbono y el impacto que generas en el planeta.

  • Reducir tu consumo en general 

Por lo general, cuando pensás en reducir tu impacto sobre el planeta, pensás en reciclaje. Sin embargo, una mejor alternativa es repensar tu consumo. 

Muchas veces consumimos por inercia, porque estamos acostumbrados a cierto estilo de vida. Al repensar ese consumo, podés determinar lo que es realmente necesario, esto reducirá la cantidad de desechos que provocamos e inevitablemente terminará impactando positivamente nuestra huella ecológica.

  • Reducir tu consumo energético

Cambiar las bombillas viejas por bombillas LED o de bajo consumo. Esta medida ayudará a salvar el medio ambiente y ahorrará costes de energía. 

Desconectar aparatos electrónicos, como televisores u ordenadores, cuando no los estés usando. La mayoría de estos aparatos siguen consumiendo energía incluso cuando están apagados.

  • Reducir o eliminar tu consumo de carne

Una acción tan común como consumir carne es de las actividades que más impacto genera sobre el planeta. 

Se estima que el 15% de los gases de efecto invernadero provienen de la industria cárnica, tanto como de trenes y aviones del mundo. Es por esto que reducir o eliminar el consumo de carne es de las cosas que más aporte tendrán en tu lucha por reducir tu huella de carbono. 

  • Comprar productos locales

Cada producto que comprás tiene una ruta hasta tu casa y un impacto sobre el planeta. Comprar artículos y bienes de productores locales reduce esa huella. Además, esto beneficia a productores locales y fortalece el encadenamiento productivo de tu ciudad.

  • Utilizar bolsas reutilizables

Con el constante crecimiento de la conciencia ambiental y el impacto que tenemos sobre el planeta, las bolsas reutilizables se han convertido en una moda. Y ¿cómo no? con ellas reducimos considerablemente el consumo de plástico.

Sin embargo, estudios afirman que para que una bolsa de tela valga la pena, debe utilizarse al menos unas 1200 veces.

¿Conocés otras formas de ayudar a mitigar el cambio climático? Contanos en los comentarios

Deja un comentario