Aprendé a separar los desechos para reciclaje

El cuidado del medio ambiente es una tarea de todos. Hoy te queremos mostrar cómo, de forma sencilla, podés implementar la separación de desechos en tu lugar de trabajo o casa para posteriormente llevarlos a los distintos centros de procesamiento.

¿Tenés la curiosidad de cómo aprender a separar los residuos pero no sabés cómo iniciar y hacerlo de la forma correcta? Te vamos a contar cómo hacerlo: 

Usar contenedores de colores

Si tenés la posibilidad de hacerlo en tu lugar de trabajo, podés comprar contenedores de colores, sino, usa los que tenés disponibles e implementá esta nomenclatura basada en colores para rotular cada contenedor y así separar los desechos de forma correcta: 

Naranja o gris: Sirve para depositar los residuos orgánicos, además de los que no son posibles reciclar. 

Amarillo: La mayoría de envases de plástico y aluminio.

Verde: Botellas de vidrio y frascos. Prohibido echar bombillas, espejos, cerámica o loza, que han de echarse en el contenedor orgánico o con la basura no tradicional.

Azul: Papel y cartón, pero sin grapas, plásticos o suciedad.

Consejos adicionales

  1. Eliminá los restos de comida de lo que desechás para ayudar al personal que hace la selección.
  2. Dejá que los desechos se sequen si los lavastes antes de echarlos en el respectivo contenedor. 
  3. Evitá doblar o arrugar el papel antes de tirarlo a la basura, siempre es mejor dejarlo entero. 
  4. El papel grasiento, plastificado o carbón, así las servilletas y papel higiénico sucios, NO son reciclables, van al contenedor naranja o gris. 

Deja un comentario