Conocé Costa Rica: Refugio Dr. Alexander Skutch – Los Cusingos

Fuimos a Pérez Zeledón a visitar un bosque envolvente lleno de aves sorprendes, con un río espectacular y mucha historia: el Refugio de aves Dr. Alexander Skutch, conocido también como Los Cusingos. Este es un destino ideal para los amantes de la naturaleza que quieren caminar entre senderos, observar aves y hacer un almuerzo tipo picnic. Leé la guía que preparamos.

=&0=&

=&1=&

El refugio de Aves Dr. Alexander Skutch conocido también como Refugio Los Cusingos, es una reserva privada parte del Centro Científico Tropical. En este santuario de aves, además de admirar una imponente biodiversidad, también podrás visitar un museo y un invernadero.

El horario para que visités El Refugio es de lunes a sabado de 7 am a 4 pm y los domingos de 7 am a 1 pm. El costo de la entrada para nacionales es de 4 dólares para adultos y 3 dólares para niños, estudiantes y adultos mayores con carnet.

=&2=&

Nosotros salimos bien temprano desde nuestra oficina en San Pedro en dirección a Cartago por la Florencio del Castillo para tomar la ruta Interamericana rumbo a Pérez Zeledón. Al llegar a Pérez Zeledón, seguimos sobre la Interamericana un par de kilómetros hasta doblar a la izquierda por la entrada que va hacia Quizarrá. Mirá el mapa de como llegar desde nuestra oficina en San Pedro:

  • Tiempo de llegada desde San José: 3 horas aproximadamente.
  • Vehículo recomendado: Podés llegar en sedán pero tené en cuenta que si bien la mayor parte de la carretera es pavimentada, los últimos kilómetros son de lastre.
  • Parqueo: Gratis en el Refugio.

Mirá la ubicación del Refugio en Waze.

=&6=&

Para visitar el Refugio Dr. Alexander Skutch – Los Cusingos tenés que ir preparado para un lugar caliente y húmedo:

  • Zapatos de montañismo o con buena tracción
  • Ropa cómoda
  • Agua
  • Meriendas
  • Una capa o poncho
  • Ropa de cambio
  • Bloqueador solar.
  • Sombrero

Acercándonos a la herencia natural e histórica de Pérez Zeledón

Salimos bien temprano de nuestra oficina en San Pedro con camino a Pérez Zeledón. Hicimos una parada en el Cerro de la Muerte desayunar, luego seguimos nuestro camino hasta Pérez Zeledón.

Pasamos al centro de Pérez Zeledón a comprar frutas e ingredientes para hacer nuestro almuerzo tipo picnic. Luego seguimos sobre la Interamericana hasta doblar a la izquierda  por la entrada que va hacia Quizarrá, en los últimos kilómetros el camino es de lastre. Por fin llegamos al Refugio de aves Dr. Alexander Skutch, mejor conocido como “Los Cusingos”, un lugar dedicado a la conservación y estudio de las aves neotropicales.

El Refugio comprende un bosque envolvente lleno de aves sorprendes, y con las aguas del río Peñas Blancas que lo atraviesa. El lugar también alberga mucha historia, ya que es la propiedad donde habitó el naturalista y escritor estadounidense el Dr. Alexander F. Skutch.

Los Cusingos fue el hogar del Dr.Skutch por 5 décadas, en las que se dedicó a escribir hermosos libros y ensayos sobre sus estudios dedicados a las aves que pueblan el Valle de El General, y sus observaciones de la naturaleza en el trópico.

El Dr.Skutch quería que toda esta herencia natural e histórica se preservara, y además estuviera al acceso de todos los costarricenses. Por eso es que su propiedad ahora es parte del Centro Científico Tropical que se encarga de administrarlo y continuar con esa labor de conservación y estudio.

Cuando visités Los Cusingos, podrás estar de cerca con una amplia biodiversidad de plantas y animales. Por supuesto, destacan las aves que observarás, como por ejemplo: la Cotinga, el Carpintero Nuquidorado, el Trogón Vientribermejo y el Cusingo, el ave que da nombre al Refugio.

El refugio también cuenta con un sendero de baja a media dificultad de 2 kilómetros de  extensión. Cerca de la entrada principal encontrarás la casa donde el Dr.Skutch vivió con su esposa; en la actualidad esta casa es un museo donde verás los objetos originales de este naturalista.

¿Amás la naturaleza? Escapate un día a visitar el Refugio Dr. Alexander Skutch-Los Cusingos para que observés aves, descansés bajo la sombra de árboles a la orilla de un río calmo y conocé más de la historia natural de nuestro país.

Leer Más